The Health Risks of Video Gaming: What Parents Should Know

Riesgos para la salud de los videojuegos: lo que los padres deben saber

Los videojuegos son una actividad popular entre niños y adolescentes, pero también plantean preocupaciones para los padres. Según una revisión de 14 estudios globales que involucraron a más de 50,000 personas, los jugadores de videojuegos corren el riesgo de sufrir pérdida de audición irreversible y tinnitus debido a los altos niveles de sonido de alta intensidad. Sin embargo, esto no significa que se deba desalentar por completo a los niños y jóvenes de jugar.

La Dra. Sangeet Bhullar, fundadora de WISE KIDS, enfatiza la importancia del equilibrio y la moderación. Si bien el juego excesivo puede provocar trastornos del sueño, aumento de la agresividad, problemas de atención y depresión, el juego también tiene sus beneficios. Puede mejorar el estado de ánimo, promover la relajación, reducir la ansiedad y fortalecer habilidades sociales y cognitivas. La participación de los padres es clave, especialmente para los niños más pequeños, y jugar juntos puede ser una experiencia de unión.

Sin embargo, es importante que los padres estén conscientes de los posibles riesgos para la salud asociados con los videojuegos. Aquí hay algunos de ellos:

1. Problemas de audición
La exposición prolongada a sonidos fuertes de los videojuegos o a la música a través de auriculares puede poner a los niños en riesgo de pérdida de audición permanente. Es crucial monitorear el uso, especialmente en los niños más pequeños, y fomentar el uso de auriculares a un volumen razonable para proteger su audición a largo plazo.

2. Lesiones por estrés repetitivo
Las lesiones por uso excesivo de las manos y los brazos son comunes entre los jugadores, como el síndrome del túnel carpiano, el «pulgar del jugador» y el «dedo en gatillo». Estas condiciones implican inflamación y movimiento limitado en las áreas afectadas.

3. Obesidad
El jugar videojuegos se asocia con un mayor consumo de alimentos en los adolescentes, lo que contribuye a la obesidad. Además, pasar horas frente a una pantalla sin hacer ejercicio empeora aún más el problema.

4. Trastornos del sueño
Los videojuegos se han relacionado con la privación del sueño, el insomnio y los trastornos del ritmo circadiano. Pueden desplazar el tiempo de sueño, lo que lleva a una reducción en la duración del sueño y a acostarse más tarde, afectando la calidad general del sueño.

5. Adicción
Los trastornos de juego, caracterizados por la dificultad para controlar con qué frecuencia alguien juega videojuegos, están en aumento. Pueden tener un impacto significativo en los niños y sus familias, llevando a evitar la escuela/el trabajo, involucrarse en violencia y romper familias. La identificación y el tratamiento tempranos son cruciales para obtener resultados exitosos.

6. ¿Bienestar afectado o no?
Contrario a estudios anteriores, un estudio de la Universidad de Oxford en 2022 sugiere que el uso intensivo de videojuegos no necesariamente se traduce en problemas de salud mental. Muchos adolescentes en edad escolar que pasan mucho tiempo jugando no experimentan efectos negativos en su bienestar. De hecho, algunos jugadores intensivos informaron un mayor bienestar en comparación con aquellos que juegan menos o no juegan en absoluto.

En conclusión, aunque los videojuegos conllevan riesgos potenciales para la salud, es esencial que los padres encuentren un equilibrio y se comuniquen abiertamente con sus hijos. Al monitorear el uso, fomentar hábitos saludables y estar conscientes de los riesgos, los padres pueden apoyar a sus hijos para que disfruten de los beneficios de los videojuegos minimizando los posibles impactos negativos.

All Rights Reserved 2021
| .
Privacy policy
Contact