Introducing the Revolutionary Procedure-less Gastric Balloon for Weight Loss

Presentación del revolucionario balón gástrico sin procedimientos para la pérdida de peso

Si estás buscando una solución para la pérdida de peso que no involucre medicamentos autoinyectables o cirugía, puede haber una opción innovadora en el horizonte. Allurion Technologies, una empresa con sede en Massachusetts, ha desarrollado el primer y único balón gástrico ingerible del mundo para la pérdida de peso que elimina la necesidad de cirugía, endoscopia o anestesia.

A diferencia de otros balones gástricos disponibles actualmente, que requieren sedación y endoscopia para su colocación o extracción, el balón de Allurion ofrece una alternativa no invasiva. Se ingiere en forma de cápsula y luego se llena con una solución salina por parte de un profesional de la salud para ocupar espacio en el estómago, induciendo una sensación de saciedad. Después de cuatro meses, el balón se desinfla de manera natural y pasa a través del cuerpo durante una evacuación intestinal.

Aunque aún no está aprobado en Estados Unidos, el balón de Allurion ya se está utilizando en más de 70 países, incluyendo Canadá, México y varios países europeos. Según Allurion, los pacientes que han utilizado el balón pierden en promedio entre un 10% y un 15% de su peso corporal total.

Este enfoque innovador para la pérdida de peso es especialmente atractivo para las personas que se muestran reacias a someterse a una cirugía bariátrica o depender de medicamentos a largo plazo. El balón de Allurion brinda asistencia temporal sin la necesidad de usar medicamentos prolongadamente, permitiendo a los pacientes alcanzar sus metas de pérdida de peso y potencialmente reducir la necesidad de ciertos medicamentos.

El procedimiento para insertar el balón de Allurion es relativamente simple. El paciente ingiere la cápsula, que contiene el balón desinflado y un catéter, bajo la supervisión de un médico. Una vez en el estómago, el balón se llena con solución salina, expandiéndose a su tamaño completo. Se utilizan radiografías para confirmar la colocación adecuada antes de desprender el catéter, todo lo cual se puede hacer durante una visita ambulatoria que dura alrededor de 15 minutos.

Como con cualquier procedimiento médico, puede haber efectos secundarios. Náuseas, vómitos y dolor abdominal son comunes en los primeros días a medida que el cuerpo se adapta a la presencia del balón. Sin embargo, estos síntomas suelen desaparecer en una o dos semanas. Otro posible efecto secundario es el engrosamiento temporal de la pared del estómago en respuesta al peso del balón, que vuelve a la normalidad después de su extracción.

Si bien el concepto de un balón gástrico sin procedimientos es tentador, los expertos cuestionan su efectividad a largo plazo. La Dra. Shauna Levy, especialista en medicina de la obesidad, explica que si bien el balón ayuda a los pacientes a sentirse saciados, no aborda directamente los factores fisiológicos que subyacen a la obesidad. Por lo tanto, la pérdida de peso a largo plazo puede no estar garantizada una vez que se retire el balón.

A pesar de las incertidumbres persistentes en torno a su eficacia, el balón de Allurion ofrece una opción prometedora y accesible para la pérdida de peso. Las personas que no pueden tolerar medicamentos para la pérdida de peso, tienen dificultades económicas o enfrentan limitaciones para obtener recetas médicas pueden encontrar esta tecnología beneficiosa. Con ensayos clínicos en curso y el potencial de aprobación de la FDA en el futuro, el balón de Allurion podría convertirse en una herramienta valiosa en la lucha contra la obesidad.

Preguntas frecuentes sobre el balón gástrico de Allurion para la pérdida de peso

All Rights Reserved 2021
| .
Privacy policy
Contact