Nueva ola de infecciones por COVID-19 esperada a pesar de la fatiga pandémica

Nueva ola de infecciones por COVID-19 esperada a pesar de la fatiga pandémica

A pesar de la fatiga pandémica y la disminución de hospitalizaciones, las indicaciones de las pruebas de aguas residuales sugieren que se avecina una nueva ola de infecciones por COVID-19. Se espera que aproximadamente un tercio de los estadounidenses contraigan la enfermedad para finales de febrero. Los expertos advierten que el público no debe subestimar la gravedad de la nueva ola, impulsada por la variante JN.1.

Si bien las muertes y las hospitalizaciones han disminuido debido a las altas tasas de vacunación e inmunidad, el COVID-19 continúa cobrando miles de vidas cada mes. Las personas mayores y aquellas con condiciones de salud subyacentes son particularmente vulnerables y deben tomar precauciones adicionales. Además, los efectos a largo plazo del COVID-19, conocidos como COVID prolongado, pueden afectar incluso a personas jóvenes y saludables durante años.

Las pruebas de aguas residuales revelan que la actual ola de infecciones alcanzó su punto máximo a fines de diciembre, con 1.9 millones de infecciones diarias, el número más alto desde la ola de la variante ómicron en 2021. Para adelantarse a futuras olas, algunos expertos abogan por mantener y expandir la vigilancia de aguas residuales a nivel estatal y local. La detección temprana puede proporcionar información valiosa a las comunidades que experimentan aumentos y permitir la adopción de medidas de mitigación rápidas.

Michael Hoerger, profesor asistente en la Escuela de Medicina de la Universidad Tulane, enfatiza la importancia de una mayor conciencia y prevención. Cada nueva infección aumenta el riesgo de COVID prolongado, por lo que es crucial evitar contraer o reinfectarse con el virus. Hoerger advierte contra la «negligencia descendente», un fenómeno que lleva a las personas a descuidarse a medida que las condiciones mejoran.

Si bien los métodos de prueba y análisis varían, los datos preliminares de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades muestran que los estados con poblaciones más mayores, como Vermont, Hawái y Maine, han experimentado disminuciones más lentas en las muertes. Los empleados del hospital de Vermont han vuelto a usar mascarillas debido al nuevo aumento.

A pesar de la urgencia de la situación, la paciencia pública con las precauciones del COVID-19 ha disminuido. Esto, junto con pruebas inconsistentes y menor interés, crea desafíos en la vigilancia y contención del virus. David Freedman, profesor de ingeniería ambiental en la Universidad de Clemson, lamenta la falta de advertencias y precauciones, enfatizando la necesidad de proteger a las poblaciones vulnerables.

Si bien algunas universidades, como Clemson, han cambiado el enfoque de las pruebas de aguas residuales a las pruebas individuales, programas estatales en Nueva York y Oregón siguen utilizando la vigilancia de aguas residuales. En general, no se puede enfatizar lo suficiente la importancia de mantenerse alerta y tomar las precauciones necesarias. Los adultos mayores y las personas con condiciones de salud subyacentes siguen en un mayor riesgo, y los esfuerzos para frenar la propagación del virus deben ser sostenidos.

Preguntas frecuentes (FAQ) basadas en los temas principales e información presentada en el artículo:

P: ¿Qué indica la prueba de aguas residuales sobre las infecciones por COVID-19?
R: La prueba de aguas residuales sugiere que se avecina una nueva ola de infecciones por COVID-19, a pesar de la fatiga pandémica y la disminución de hospitalizaciones. La actual ola de infecciones alcanzó su punto máximo a fines de diciembre, con 1.9 millones de infecciones diarias, el número más alto desde la ola de la variante ómicron en 2021.

P: ¿Qué es la variante JN.1?
R: El artículo menciona que la nueva ola de infecciones es impulsada por la variante JN.1. Sin embargo, no proporciona más información sobre esta variante específica.

P: ¿Están disminuyendo las muertes y las hospitalizaciones?
R: Sí, las muertes y las hospitalizaciones han disminuido debido a las altas tasas de vacunación e inmunidad. Sin embargo, el COVID-19 sigue cobrando miles de vidas cada mes.

P: ¿Quiénes son particularmente vulnerables al COVID-19?
R: Las personas mayores y aquellas con condiciones de salud subyacentes son particularmente vulnerables al COVID-19 y deben tomar precauciones adicionales.

P: ¿Cuáles son los efectos a largo plazo del COVID-19?
R: Los efectos a largo plazo del COVID-19, conocidos como COVID prolongado, pueden afectar incluso a personas jóvenes y saludables durante años.

P: ¿Por qué es importante la vigilancia de aguas residuales?
R: La vigilancia de aguas residuales puede proporcionar información valiosa a las comunidades que experimentan aumentos y permitir la adopción de medidas de mitigación rápidas. Algunos expertos abogan por mantener y expandir la vigilancia de aguas residuales a nivel estatal y local para adelantarse a futuras olas.

P: ¿Qué es la «negligencia descendente»?
R: La «negligencia descendente» es un fenómeno que lleva a las personas a descuidarse a medida que las condiciones mejoran. Michael Hoerger advierte contra ello y enfatiza la importancia de una mayor conciencia y prevención.

P: ¿Qué estados han experimentado disminuciones más lentas en las muertes?
R: Según datos preliminares de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los estados con poblaciones más mayores, como Vermont, Hawái y Maine, han experimentado disminuciones más lentas en las muertes.

P: ¿Existen desafíos en la vigilancia y contención del virus?
R: Sí, la paciencia pública con las precauciones del COVID-19 ha disminuido, junto con pruebas inconsistentes y menor interés. Esto crea desafíos en la vigilancia y contención del virus.

P: ¿Cuál es la importancia de proteger a las poblaciones vulnerables?
R: David Freedman enfatiza la necesidad de proteger a las poblaciones vulnerables, incluidos los adultos mayores y las personas con condiciones de salud subyacentes, ya que siguen en un mayor riesgo.

Definiciones de términos clave o jerga utilizada en el artículo:

– Pruebas de aguas residuales: El proceso de analizar las aguas residuales para detectar la presencia de patógenos o evidencia de infecciones en una población.
– Variante JN.1: La variante específica del COVID-19 mencionada en el artículo. No se proporciona más información sobre esta variante.
– COVID prolongado: Los efectos a largo plazo del COVID-19, que pueden persistir durante meses o incluso años después de la infección inicial.
– Negligencia descendente: Un fenómeno en el que las personas se descuidan a medida que las condiciones mejoran, lo que a menudo conduce a la falta de medidas o precauciones preventivas.

Sugerencia de enlaces relacionados:

– Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés)
– Universidad Tulane
– Universidad de Clemson

All Rights Reserved 2021
| .
Privacy policy
Contact