New Study Identifies Genetic Factors in Glaucoma Risk for Black Individuals

Estudio revela factores genéticos en el riesgo de glaucoma para personas de raza negra

Un reciente estudio ha arrojado luz sobre el mayor riesgo de glaucoma entre las personas de raza negra, revelando que la genética puede desempeñar un papel significativo en el desarrollo de esta enfermedad ocular. El estudio, publicado en la revista Cell, identificó tres variantes genéticas que podrían ser responsables de la mayor prevalencia de glaucoma en la población negra.

Con el objetivo de definir subgrupos de glaucoma y mejorar la detección temprana y las intervenciones terapéuticas dirigidas, el estudio incluyó a más de 11.200 personas de ascendencia africana. Los investigadores se enfocaron específicamente en una de las formas más comunes de la enfermedad, el glaucoma de ángulo abierto.

Los hallazgos no solo confirmaron un informe previo de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), que destacaba la mayor prevalencia de glaucoma entre las personas de raza negra en comparación con la población europeoamericana, sino que también proporcionaron información valiosa sobre los factores de riesgo genéticos. La coautora del estudio, Rebecca Salowe, enfatizó la importancia de esta investigación en la identificación de nuevos objetivos para la detección y las intervenciones terapéuticas en individuos de ascendencia africana.

Teniendo en cuenta el mayor riesgo, existen varias medidas proactivas que las personas pueden tomar para prevenir el glaucoma. En primer lugar, es crucial comprender su riesgo al discutir el historial médico familiar, especialmente en relación con el glaucoma, y asistir a revisiones regulares para controlar cualquier condición médica existente como la diabetes.

Los exámenes regulares de los ojos son esenciales, especialmente si se encuentra en la categoría de mayor riesgo. Los expertos recomiendan exámenes oculares completos, y la frecuencia de estos exámenes varía según la edad: cada uno a tres años para personas de 40 a 54 años, cada uno a dos años para personas de 55 a 64 años, y cada seis a 12 meses para personas de 65 años o más. Las personas que no tienen un alto riesgo también deben someterse a un examen ocular anual según lo recomendado.

Proteger los ojos de los dañinos rayos UV del sol también es crucial para prevenir ciertos tipos de glaucoma. Usar gafas de sol con protección UV no solo es una declaración de moda, sino también una medida práctica para la salud ocular.

Mantener una dieta saludable puede contribuir a reducir el riesgo de desarrollar glaucoma. Las investigaciones han demostrado que ciertos alimentos tienen efectos beneficiosos, mientras que otros deben evitarse para prevenir el empeoramiento de los síntomas.

Además, incorporar actividad física regular no solo es beneficioso para la salud en general, sino también para la salud ocular. Participar en 30 a 45 minutos de ejercicios aeróbicos enérgicos como caminar, nadar o andar en bicicleta puede aumentar el flujo sanguíneo al cerebro y los ojos, reduciendo así el riesgo de glaucoma.

Al estar consciente del mayor riesgo y aplicar estas medidas preventivas, las personas pueden proteger su salud ocular y posiblemente detectar el glaucoma en una etapa temprana.

Preguntas frecuentes (FAQ)

All Rights Reserved 2021
| .
Privacy policy
Contact